Cómo los medios sociales pueden impulsar la innovación de productos

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El proceso de innovación de productos se ha basado, durante algún tiempo, en un grupo de pensadores de vanguardia dentro de una organización, y/o en la solicitud de información a través de encuestas a los clientes y grupos de discusión. Estos métodos suelen resultar finalmente fructíferos, pero pueden conllevar plazos prolongados, costes relacionados con el personal interno, la realización de grupos de discusión, etc.

E incluso con el compromiso de innovar, las empresas pueden descubrir que la investigación que realizan puede no reflejar con exactitud las necesidades y los puntos de dolor de su base de clientes.

Con la llegada de las redes sociales, las empresas “están conectando con sus clientes y buscando su opinión más temprano que nunca en el ciclo de desarrollo del producto”, señala Deloitte. Aprovechar este recurso significa que “las opiniones de los consumidores están disponibles durante las fases de generación de ideas y diseño, y no durante las pruebas del producto”.

Es una distinción importante, tanto para el desarrollo del producto como para la recopilación de datos no filtrados -y potencialmente valiosos- de los clientes. Aquí tienes consejos sobre cómo puedes adaptar tus esfuerzos en las redes sociales para ayudar a la innovación de los productos:

Prepárate para hacer una inversión

Participar en las redes sociales suele requerir cierto nivel de inversión, en términos de emplear personal para supervisar las plataformas clave y, cuando sea necesario, crear una nueva plataforma con la que solicitar la opinión de los clientes. Es útil prever estos gastos e incorporarlos a tu presupuesto de investigación y desarrollo.

Empieza con la escucha pasiva

A no ser que ya tengas una presencia vibrante en los medios sociales, es una buena idea embarcarse en una campaña de escucha social pasiva, es decir, comprender lo que hay en los medios sociales. Aprende qué plataformas específicas relacionadas con el sector son las mejores para seguir. Presta mucha atención a lo que dice la gente en las plataformas “grandes” (Facebook, Twitter, Instagram, etc.). Averigua también qué hacen tus competidores en las redes sociales.

Después de eso, puedes pasar a la participación activa, siempre que estés preparado para escuchar tanto lo malo como lo bueno de tus productos por parte de la gente en las redes sociales, señala Deloitte.

Mantente al tanto de las tendencias crecientes

Lo que es tendencia en las redes sociales suele ser un indicador clave de la actividad y las preferencias de los consumidores. Si tu empresa es lo suficientemente ágil, puedes involucrarte en las conversaciones que son tendencia en Twitter y en otros lugares, con el potencial de adquirir una rica visión de hacia dónde pueden ir tus propios esfuerzos de I+D.

Para conocer las tendencias crecientes, puedes consultar la “pestaña de exploración” en plataformas como Twitter y YouTube, o utilizar una herramienta como Google Trends para ver qué temas están ganando tracción. Busca las palabras clave y los términos más utilizados por tu público objetivo y descubre los temas relacionados que se mencionan frecuentemente con esas palabras clave.

Organiza grupos de discusión y realiza encuestas a través de las redes sociales.

A diferencia de los grupos de discusión en persona y las encuestas a clientes por correo electrónico, solicitar opiniones a través de las redes sociales ofrece más inmediatez y resultados potencialmente más precisos. Muchas redes sociales ofrecen la oportunidad de reclutar grupos de clientes especializados para que den su opinión sobre la innovación de los productos, como las sesiones de preguntas y respuestas de Facebook Live.

Éstas y otras estrategias similares son “formas fantásticas de conseguir que la gente se implique activamente en el éxito de tu marca y, al mismo tiempo, de solicitar comentarios rápidos que te ayuden a avanzar en tus objetivos empresariales”, señala HubSpot.

Considera también la posibilidad de realizar encuestas rápidas a los miembros de la comunidad que siguen regularmente tu negocio en las redes sociales. Haz una o dos preguntas y facilita que los encuestados compartan sus opiniones. Puede que descubras nuevas y valiosas ideas que impulsen tus esfuerzos de innovación.

Vigila lo que la gente dice de tus competidores

A veces, los competidores desvelan nuevas características o ventajas del producto que pueden darles una ventaja en el mercado. Con las redes sociales, puedes controlar las respuestas de los clientes a estas innovaciones y obtener información sobre la mejor manera de proceder con tus propios esfuerzos de I+D.

Se pueden evitar las características que regularmente tienen un alto nivel de quejas o que muestran una frustración repetida. Por otra parte, las características populares que reciben regularmente elogios pueden investigarse más a fondo y, en última instancia, emularse.

Subscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas nuestras novedades

Otros artículos

Liderazgo influyente para tus retos de hoy y mañana.

Únete a la red de empresarios con impacto.