Gestionar los conflictos en empresas familiares

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Los pequeños empresarios y directores ejecutivos tienen muchos problemas con los que lidiar en su trabajo diario. Además, cuando se trata de una empresa familiar, pueden surgir nuevas complicaciones porque «la naturaleza interrelacionada de las empresas familiares implica que el drama doméstico, los problemas en el trabajo y los conflictos sobre la empresa pueden dar lugar a problemas graves» afirma la revista de negocios INTHEBLACK. Y lo que es peor, «muchas empresas familiares [a menudo] carecen de procesos y estrategias formales para arbitrar los conflictos», y esto acarrea problemas que pueden poner en peligro el bienestar de esas empresas.

Como ocurre en la mayoría de familias, algunos conflictos aparecerán inevitablemente en una empresa familiar. A continuación damos algunos consejos para reducir al máximo los conflictos y abordarlos de una forma productiva:

Identificar el origen de los conflictos

Para evitar sorpresas inesperadas, es bueno identificar los motivos más comunes por los que se producen los conflictos en una empresa familiar. El asesor de gestión empresarial Chris Hall enumera algunos detonantes, por ejemplo:

  • La falta de un plan formal de sucesión
  • Discrepancias entre las personalidades, valores y prioridades
  • Enfrentamientos por el control de la empresa

Por desgracia, los empresarios se dan cuenta de que «al no abordar lo que preocupa a todos (su futuro y el de la empresa familiar)», el resultado es «un entorno en el que se propicia la incertidumbre y la tensión».

Aclarar las funciones dentro de la empresa familiar

Los conflictos también pueden surgir cuando las funciones dentro de la empresa no están bien definidas. Aclarar estas funciones y que todos los miembros de la empresa las entiendan «les ayudará a saber qué decisiones pueden tomar», asegurando que «se respeta al equipo de liderazgo y que este aporta valor a la empresa».

Cuando surge un problema, lo más importante es comunicarse y ser honesto

Como en cualquier familia, si no hay una comunicación sincera, los pequeños problemas pueden agravarse. A nadie le gusta empezar una conversación incómoda, más aún cuando implica a parientes cercanos.

Sin embargo, cuando se produce un problema, una forma eficaz de tratarlo es que la familia se reúna formalmente para que todos expresen sus quejas. Deja que todos los miembros expliquen de forma sincera lo que les molesta (con independencia de su gravedad) y asegúrate de que todo el mundo se siente escuchado. De esta manera, es posible resolver en gran medida los conflictos antes de que os sobrepasen.

Contratar los servicios de un mediador externo

Por desgracia, aún teniendo la mejor intención, puede producirse un problema grave que ponga en peligro el bienestar de la empresa familiar. En esos casos, es buena idea contratar los servicios de un mediador externo. Esto puede producirse en el contexto de un «proceso confidencial y no vinculante» en el que los abogados que representan a los miembros de la familia resuman los argumentos a un asesor experto.

Mero Aymà, socio director de TAB en Barcelona Nord, lo llama un «minijuicio», en el que los miembros de la familia pueden expresar sus quejas y en el que un intercambio de información puede llevar al mejor acuerdo posible.

«Por supuesto, la mejor solución siempre es que todos intenten evitar problemas de esta magnitud», afirma Aymà. Esto se consigue «organizando el control y las responsabilidades en la empresa familiar para adaptarse a las capacidades y personalidades de los miembros partícipes». Abordar los problemas a tiempo puede reducir en gran medida las posibilidades de «prolongar los conflictos familiares» que llevan a la caída de la empresa y al distanciamiento familiar.

Subscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas nuestras novedades

Otros artículos

Gestionar los conflictos en empresas familiares

Los pequeños empresarios y directores ejecutivos tienen muchos problemas con los que lidiar en su trabajo diario. Además, cuando se trata de una empresa familiar,

Liderazgo influyente para tus retos de hoy y mañana.

Únete a la red de empresarios con impacto.