La importancia de la visión personal en empresas familiares

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tras licenciarme en derecho, entré a trabajar en una empresa pública. Mi jefe me informó el primer día de que mis decisiones debían guiarse por el principio de que el objetivo de la empresa era maximizar el crecimiento y los beneficios. Ciertamente, éste no es el principio rector de muchas empresas familiares. La visión de muchos que tienen el control de la propiedad de una empresa privada, puede incluir factores que se consideran más importantes que la maximización del crecimiento y los beneficios.

La visión de una empresa familiar debe responder a las preguntas: “¿Por qué existe tu empresa con respecto a ti y a tu familia? ¿La razón de ser de tu empresa va más allá de lo que os proporciona a ti y a tu familia, como la financiación de un determinado estilo de vida? Y si es así, ¿cuál es esa razón?”

Como parte de la creación de una visión personal impactante para la empresa familiar, el propietario de la empresa familiar debe considerar qué le gustaría hacer a largo plazo (de 5 a 10 años en el futuro) y cómo debería ser la dinámica de esa participación. Por ejemplo, con quién (y qué tipo de persona) le gustaría trabajar al empresario familiar. ¿Cuáles son los ingresos deseados que el propietario de la empresa familiar desearía obtener del negocio?

La visión personal del propietario de la empresa familiar debe completarse antes de la creación de la visión empresarial para garantizar la coherencia; la visión personal proporcionará la base para la visión empresarial y respeta las funciones del propietario de la empresa familiar y de otros miembros de la familia en el negocio.

La visión a largo plazo del propietario de la empresa familiar debe tener en cuenta su nivel de implicación ideal en la empresa, así como el de cada miembro de la familia en la misma. Uno de los factores más comunes que los propietarios de empresas familiares consideran incluso más importante que maximizar el crecimiento y los beneficios es querer que los miembros de la familia desempeñen funciones de gestión clave (incluso si la empresa familiar sabe que esos miembros de la familia pueden no estar mejor cualificados para esas funciones).

Una vez completadas las visiones personal y empresarial del propietario de la empresa familiar, los empleados de los miembros de la familia deben ser informados no sólo de los aspectos que les afectan directamente, sino realmente de toda la visión empresarial. Los empleados de la familia deben hacer algo más que entender esta información; deben comprender lo que hay detrás de los sueños a largo plazo del propietario de la empresa familiar, y luego aceptarlo y adoptarlo. Los empleados de la familia deben seguir y apoyar la visión del propietario de la empresa familiar hasta que llegue el momento, si es que llega, en que les toque controlar la empresa.

Una forma de reducir el posible conflicto entre la visión del propietario de la empresa familiar y los empleados de la familia es que el propietario, antes de finalizar las declaraciones de visión, pida a cada empleado de la familia que escriba su declaración de visión personal en relación con sus propios sueños de participación futura en la empresa. Tras revisar estas declaraciones, el propietario puede o no hacer cambios en su propia visión personal, así como en la de la empresa (dependiendo de la importancia que el propietario dé a la visión personal de cada empleado de la familia).

Lo que el propietario de una empresa familiar quiere de su empresa para cumplir sus sueños puede no ser lo mismo que lo que otros empleados miembros de la familia podrían querer para cumplir sus propios sueños. Sin embargo, si los empleados miembros de la familia no pueden apoyar la visión del propietario, simplemente deben encontrar otro empleo. Si los empleados de la empresa familiar no apoyan o no pueden apoyar la visión a largo plazo del propietario de la empresa familiar, la empresa no funcionará de forma alineada. La falta de una relación fuerte y de plena cooperación y de “todos los remos moviéndose en la misma dirección” repercutirá negativamente en los resultados de la empresa y añadirá estrés entre el propietario y los empleados de la familia.

Tanto si tu empresa es familiar como si no lo es, no tienes que ir solo. Solicita hoy formar parte de un Comité de TAB y disfruta de la claridad de los consejos de tus compañeros de empresa.

Subscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas nuestras novedades

Otros artículos

Liderazgo influyente para tus retos de hoy y mañana.

Únete a la red de empresarios con impacto.