Una cena de aprendizaje con 3 empresarios de éxito

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

El pasado fin de semana, estuve en una pequeña cena, en la que al menos un miembro de cada pareja era propietario de un negocio de éxito, y el anfitrión pidió a cada empresario que compartiera la característica que, en su opinión, contribuía más al éxito de sus empresas. Quiero compartir algunas de las respuestas porque todas ellas son atributos que los empresarios pueden adquirir, si deciden hacerlo.

La primera persona que respondió dijo que atribuía el éxito de su empresa a su propia falta de voluntad para aceptar la derrota. En aquel momento, era propietario de una empresa que fabricaba un producto conocido en todo el mundo. Al principio, el producto no se había vendido bien, a pesar de que él consideraba que el producto era muy eficaz. En lugar de rendirse, este propietario decidió hacer un “reinicio” del producto. El reinicio incluía cambiar el nombre y el envase del producto, así como el perfil de los clientes a los que se dirigía. Incluso cambió los mensajes de marketing. En lo que no hizo ningún cambio fue en el producto real, porque creía de todo corazón en él. El arriesgado reinicio hizo que el negocio pasara de ser un fracaso a ser increíblemente rentable y, finalmente, que se vendiera con éxito.

Otra invitada a la cena, propietaria de un negocio del sector sanitario de gran éxito, compartió su creencia de que el atributo que, en su opinión, marcó la mayor diferencia en el éxito de su empresa es su capacidad de concentración. A menudo, tenía que usar la autodisciplina para mantener su atención en cuestiones que ella denominaba “asuntos claves”, en lugar de los problemas cotidianos que surgían y que amenazaban con absorber todo su tiempo. Dijo que no se permitía distraerse de las necesidades generales de su negocio por cosas que no eran tan importantes para la empresa. Añadió que siempre hay pequeñas cosas que pueden apartarte del panorama general todos los días, pero ella se niega a dejar que eso ocurra.

Una tercera empresaria expresó que el atributo que creía que más influía en el éxito de su empresa era que disfrutaba del proceso, en lugar de disfrutar únicamente de los logros. Explicó que sentía pasión por lo que hacía, incluso cuando otros -incluidos algunos miembros de la familia y amigos- podían no entender su pasión por el negocio. Explicó que era esta pasión la que hacía que pasara muchas horas en su negocio. Le molestaba que no requiriera autodisciplina para trabajar muchas horas, sino que tal vez necesitara autodisciplina para no trabajar sin descanso. Pero añadió que esta pasión le impedía agotarse incluso cuando la intensidad del trabajo era bastante extrema a veces.

Tres historias de éxito de empresarios. Una mesa. Fue una gran cena.

Subscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas nuestras novedades

Otros artículos

Liderazgo influyente para tus retos de hoy y mañana.

Únete a la red de empresarios con impacto.